Decorando la ciudad con crochet

El arte de tejer al crochet es una pasión que se ha transmitido por generaciones desde hace muchos años. A lo largo de todo el mundo el ganchillo se convirtió en una próspera industria casera, en especial en Irlanda y el norte de Francia, sosteniendo comunidades cuyo modo de vida tradicional había sido dañado por las guerras, fluctuaciones en la agricultura y el uso de la tierra y las malas cosechas. Las mujeres, e incluso a veces los niños, se quedaban en casa y tejían ropa, mantas, etc. para conseguir dinero. Los artículos eran comprados principalmente por la emergente clase media.

Hoy en día una variante del arte urbano ha tomado el tejido al crochet como una modalidad para expresarse en distintas ciudades.

Te compartimos algunas fotografías con ingeniosas maneras de decorar la ciudad.

Arte urbano: cabina telefónica tejida al crochet